martes, 5 de marzo de 2013

Catolicismo Social: Rerum Novarum.


Pero ha de tenerse presente, que la naturaleza única de la sociedad es común a los de arriba y a los de abajo. Los proletarios son, sin duda, por naturaleza tan ciudadanos como los ricos (...) Por consiguiente, siendo absurdo atender a una parte de los ciudadanos y abandonar otra, se sigue que los desvelos públicos han de prestar los debidos cuidados a la salvación y al bienestar de la clase proletaria; y si tan no hace, violará a la justicia, que manda dar a cada uno lo que es suyo.
(...) Mas cualquiera que sean las vicisitudes de las distintas formas de gobierno siempre existirá en el Estado aquella diferencia sin la cual no puede concebirse ni existir sociedad alguna (...)
No es justo, según hemos dicho, ni que el individuo ni la familia sean absorbidos por el Estado; lo justo es dejar a cada uno la facultad de obrar con libertad hasta donde sea posible, sin daño del bien común y sin injuria de nadie. No obstante, los que gobiernan deberán atender a la defensa de la comunidad y de sus miembros (...)
Pero quedan por detallar algunos puntos: el principal es que debe asegurar las posesiones privadas con el imperio y  fuerza de la ley (...) porque, si se concede la aspiración a mejorar (...) tampoco autoriza la propia razón del bien común quitar a otro lo que es suyo o, so capa de pretendida igualdad, robar fortunas ajenas.
León XIII. Rerum novarum (de las cosas nuevas), 15 de mayo de 1891.

2 comentarios:

  1. Naturaleza y clasificación
    Este texto deriva de una fuente primaria, circunstancial y de carácter fundamentalmente social ya que intenta explicar que lo mejor para una sociedad es que el Estado vele por los intereses de los ricos y el proletariado, de forma que no haya diferencia entre estos dos grupos sociales.

    Contexto Histórico
    En el ultimo tercio del siglo XIX la iglesia toma partido por los trabajadores dada las precarias condiciones de vida de los obreros y el desarrollo de los movimientos obreros católicos. El papa León XIII escribió la encíclica Rerum Novarum (1891) de la que se ha sacado este texto.
    Desarrolla la idea de que el Estado debe legislar para todos los ciudadanos por igual, sean ricos o trabajadores, defendiendo siempre las posesiones privadas que deben ser aseguradas con el Imperio y la fuerza de la ley. Defiende la libertad de cada uno para poder obrar como estime conveniente, siempre y cuando no haga daño al bien común ni injurien a nadie.
    La influencia de la doctrina de la Iglesia determino que algunos gobiernos aplicaran una legislación mas justa con los obreros y aumento el numero de asociaciones obreras católicas. Sin embargo, estas asociaciones no fueron muy numerosas ya que los trabajadores identificaban a la iglesia con los patronos y preferían unirse a otros movimientos como el marxismo o anarquismo.

    Análisis
    La idea principal del texto es la defensa de una sociedad mas justa en la cual los ricos y los pobres tengan los mismos derechos y obligaciones y es el Estado el que debe de conseguir que se respeten las propiedades privadas para que todos tengan la aspiración de mejorar y se desautorice el quitar al otro lo que es suyo.
    Las ideas secundarias del texto son la miseria inmerecida de los trabajadores, la necesidad de intervención del Estado para establecer una legislación social eficaz, reconciliación de las clases sociales y aceptación de la propiedad privada.

    ResponderEliminar